RSS

miércoles, 30 de marzo de 2011

Marioneta de la Puerta de Toledo

Me acuerdo como si fuese ayer...
Paseando por la calle Puerta de Toledo un domingo frio de diciembre me encontré con una terrible sorpresa. Mi doble vivía allí, en esa calle y me encontré cara a cara con ell@. Cuál fue mi desgracia al descubrir que ese doble, pese a tener un cuerpo frio y hueco y una sonrisa congelada, poseía un aura mucho mayor. No tardé en darme cuenta de que, de las dos, ella era la que tenía alma ya que en realidad, yo no era más que su Doppelgänger o doble fantasmagórico. Menudo susto se tuvo que llevar ella...



---------------------------------------------------------------------------

1 comentarios:

Blanca Cervantes dijo...

Y decir que me trajo aquí ésta foto.
Me gustan mucho las marionetas, por ese aire lóbrego que expresan.
Me hubiese gustado ser partícipe del espectáculo de la fotografía y sin embargo, me gusta mantener la emoción de saber que jamás lo podré ver.
Interesante tu blog. Leeré algunas de tus historias.
Saludos desde Guadalajara, México. (:

Publicar un comentario